Preguntas frecuentes

En esta sección encontrarás algunas de las preguntas más frecuentes y su respuestas que te ayudarán a resolver tus dudas sobre Hipotécas.

Pulsa sobre la pregunta y se desplegará una ventana con la respuesta.

  • ¿Qué es exactamente y cuál es el plazo máximo de carencia?
    • La carencia hipotecaria es un periodo que puede durar uno, dos, tres o incluso hasta cinco años y en el que sólo se pagan intereses. La cuota de la hipoteca se ve por tanto reducida durante dicho periodo dado que no se está pagando el inmueble en sí. Normalmente la duración de la carencia depende de la entidad bancaria y del tipo de acuerdo al que se llegue. Por lo general se suele pactar al principio del préstamo hipotecario.

  • ¿Qué pasa si dejo de pagar alguna cuota de la hipoteca?
    • Es mejor llegar a un acuerdo con el banco, antes que dejar de pagar la hipoteca. Ante el impago de alguna de las cuotas del préstamo hipotecario las entidades bancarias comienzan enviando notificaciones por correo de forma cordial.
      Si la situación se prolonga, el caso pasa a gestionarse por la vía judicial. Es decir, el banco solicita que se inicie un proceso de subasta para asegurarse el pago del dinero prestado. Si el banco no obtiene la misma cantidad del préstamo con la subasta, el endeudado debe pagarle la diferencia. Es decir, el endeudado se verá obligado a pedir un crédito por un bien (una casa) del que ya no va a disfrutar nunca. Para conseguir ese importe restante, el banco podría llegar a embargar la nómina del cliente hasta que recupere todo su dinero. Por lo tanto, es mejor ir al banco, contarle la situación y buscar soluciones.

  • ¿Qué tipo de hipoteca es más adecuada a tipo fijo, a tipo variable o a tipo mixto?
    • El tipo de interés de las hipotecas depende de la situación y necesidades de cada cliente.
      Si lo que se desea es una cuota mensual fija durante toda la vida del préstamo, porque la cantidad le conviene, la opción sería una hipoteca con un tipo de interés fijo. Este tipo de hipotecas tienen un plazo inferior de amortización.
      Si lo que se desea es un plazo de amortización mayor y beneficiarse de un tipo de interés menor, pero que depende de las fluctuaciones del mercado, la opción es una hipoteca con un tipo de interés variable.
      Y por último, si lo que se prefiere es la combinación de las ventajas del tipo de interés fijo y las del variable, la opción este caso sería una hipoteca con un tipo de interés mixto.
      Normalmente el tipo de interés variable viene expresado por el tipo de interés de referencia más un diferencial que establece cada entidad financiera. El Euríbor es el principal índice de referencia y depende del Banco Central Europeo. Otros índices de referencia que se aplican a las hipotecas variables son el IRPH de las Cajas de Ahorros, el Líbor o el MIBOR.

  • A la hora de realizar la revisión hipotecaria anual, ¿qué publicación del Euribor se tiene en cuenta?
    • El único valor del Euribor que se puede aplicar a la hipoteca es aquel que se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Normalmente, el dato del Euribor se da a conocer el día 20 del mes siguiente. Es decir, la media del mes de febrero se publicará aproximadamente el día 20 de marzo. Si la revisión de la hipoteca tiene lugar en marzo, se aplicará, por norma general, el Euribor del mes de enero, cuyo dato se ha dado a conocer a finales de febrero. Esto es un estándar aplicado por numerosas entidades, pero también éstas tienen derecho a fijar en las escrituras de la hipoteca el mes exacto respecto del cual se toma el Euribor para hacer la revisión. Por lo tanto, si se quiere saber con exactitud qué publicación del Euribor se tiene en cuenta en la revisión anual se deberá acudir a las escrituras donde aparecerá especificada dicha información.

© 2008, comparalo.com.